Bodas con Alma-Oficiante de Ceremonias Civiles en Galicia » Oficiante de Ceremonias Civiles especiales

¡SOS! Cómo preparar un discurso de boda

¡Buenos días! Por fin llegó el buen tiempo y con él el “boom” de bodas por todo el país.

Se acerca el gran día, tu amigo de la infancia, tu compañero de colegio, de universidad, de trabajo, de fiestas, de vida, encontró a la mujer de su vida y se casa. Ya te encargaste de organizarle una buena juerga para la despedida de soltero peeeeero aún te queda una tarea pendiente: dar un discurso en la ceremonia de su boda frente a un montón de familiares y personas desconocidas y no tienes ni idea de por donde empezar.

Esto es lo que ocurre constantemente llegada esta época del año, al acercarse la fecha de la boda, son muchos los familiares (padres, madres, hermanos, primos…) y amigos de mis novios que me llaman para pedirme consejos y pautas para dar el discurso en la boda de sus hijos, hermanos, primos y amigos…

Por eso quiero facilitarte este “trabajo” dándote unos consejos para que resulte una experiencia positiva para todos, realmente estas pautas son aplicables tanto para la boda de tu mejor amigo, como para la de tu prima.

Patricia & Ash 188

Antes de nada, no te estreses, keep calmhablar en público no tiene por que ser una experiencia horrible, sé que seguramente no estás acostumbrado a hacerlo, pero piensa que si tu amigo, o familiar te ha pedido que lo hagas es porque eres una persona importante para el/ella y te estarán enormemente agradecidos, lo hagas mejor o peor, así que relájate, respira hondo y confía en ti mismo, seguro que lo vas a hacer muy bien.

Coge una hoja en blanco y escribe lo que quieres transmitir con tu discurso, trata de esquematizar un poco las ideas para luego ir ampliando conceptos de forma más fluida.

 

1. Rompe el hielo

La gente tenemos mucha facilidad para distraernos con cualquier cosa, si no quieres que se pierdan ni un segundo lo que quieres decir trata de llamar su atención sin salirte de tono, por ejemplo con alguna pregunta abierta o alguna frase inesperada. Después en caso de que el oficiante no te haya presentado a tu público preséntate a ti mismo, porque seguramente habrá muchos invitados que no sepan quien eres, y decir soy Pepito amigo de Luisito aclarará dudas y ayudará a reclamar la atención del público.

 

2. Sé breve

La gente lo único que no quiere hacer es oír una parrafada infumable, así que no se trata de dar un sermón,  el contenido debe de ser ligero y fácil de digerir para todos. Además en muchas ocasiones en las ceremonias no hay asientos para el 100% de los invitados y habrá gente de pie, seguramente sea al aire libre y puede tocarte un día de sol y calor de justicia en el que la gente está deseando que llegue el momento de los aperitivos para tomarse algo fresquito para combatir el calor sofocante, así que 2 o 3 minutos son más que suficientes.

 

3. Hazlo ameno 

Una boda es una fiesta y la gente va a pasárselo bien, un discurso soso,  aburrido y serio puede hacer que la gente pierda su atención. Aprovecha tu momento para sumar diversión a la fiesta.

 

4. Estructura tu discurso

Un buen discurso para la boda de tu amigo, prima o hermana debe constar de tres partes diferenciadas, entrelazándolas entre sí con anécdotas y sucesos divertidos que hayáis vivido juntos.  Debes empezar por el pasado, lo que eran los novios antes de conocerse, aunque seguramente solo conocerías por separado a una de las partes de la pareja. Presentelo que son ahora como pareja y futurolo que deseas para ellos como matrimonio.

 

5. Ten cautela

Mide tus palabras, seguramente tengas mil y una anécdotas “graciosillas” y situaciones embarazosas de tu colega en alguna fiesta por ahí, pero no hace falta escandalizar a la abuela de la novia, ten en cuenta que no todas esas historias que son graciosas para ti y tu grupo de amigos les pueden parecer igual de graciosas a cualquiera de las familias de los novios. Si estás dudando entre contar una historia o no, mejor no la cuentes, ante todo sé respetuoso.

 

6. Sé espontáneo

La práctica hace al maestro, así que escríbelo con antelación y practica mucho, pero por lo que más quieras, no leas, leer sin más queda muy impersonal, ensaya tu discurso las veces que haga falta hasta que te lo aprendas casi de memoria y que te salga fluido, puedes llevarlo escrito en papel a modo de chuleta por si se te olvida algo o te pierdes. Recuerda también mantener el contacto visual tan con los novios como con los invitados para hacerles sentir partícipes de lo que estás diciendo.

 

7. Cierra tu discurso

Llegó el momento de concluir tu discurso, de desearles todo lo mejor al nuevo matrimonio y algo que funciona muy bien para este momento es unir la conclusión con la introducción para “cerrar el círculo”, sobre todo si has puesto en práctica lo que te comentaba en el punto número 1, haciendo alguna pregunta abierta y dándole respuesta en este momento. Sé original, aunque como último recurso siempre puedes decir un ¡viva los novios!

 

Si pones en práctica estas claves lograrás hacer un discurso de boda que dejará un muy buen sabor de boca a los novios pero también a todos los invitados, palabra de oficiante.

Your email is never published or shared. Los campos marcados son necesarios *

*

*